Charlatanes en las artes marciales: entre estafadores y aceite de serpiente

La estrella de acción, Steven Seagal, alguna vez tuvo mucho que ver con UFC, cuando enseñó al contendiente Daniel Cormier algunos trucos mortales que según él, garantizarían su victoria sobre el campeón de peso semi completo, Jon Jones. También apareció —vistiendo su mejor pijama y un tupé al estilo John Travolta— como parte del séquito de Cormier en UFC 182, la noche del sábado 3 de enero del año pasado. La continua insistencia de Seagal en pretender que es un experto en artes marciales súper serio y totalmente legítimo —especialmente cuando es dolorosamente obvio que nadie lo toma en serio— nos deja con muchas preguntas:

¿Cómo es que un ser humano logra verse tan parecido a Frylock de Aqua Teen Hunger Force? ¿Qué gana Seagal con toda esta pantomima? ¿Cómo se benefician los peleadores de sus enseñanzas? Y, ¿qué inspira a alguien que según las apariencias parece preocuparse genuinamente por las artes marciales, termina empleando un comportamiento que convierte a la disciplina una burla?

Las artes marciales se tratan de honor, y justo eso hace que las mentiras sobre la educación, progreso o logros personales sean un pecado imperdonable. Los verdaderos artistas marciales detestan ese tipo de comportamiento y lo condenan activamente. Así que, ¿qué motiva a alguien intentarlo? ¿Especialmente en los tiempos en los que existe la maravilla llamada Google?

Con esto en mente, analizamos algunos de los más famosos fraudes y locos en la historia de las artes marciales. La búsqueda no nos dio muchas respuestas, pero al menos nos ofreció bastantes historias de nocauts falsos, cinturones negros enviados por correo, falsas peleas de box en Rusia, y bebés que se derriten.

Sin Thé

En realidad no hay manera fácil de resumir las payasadas de Sin Kwang Thé, un Gran Maestro Shaolin que ha enseñado un arte marcial bastante controversial llamado Shaolin Do en Kentucky desde finales de los 60. Declara haber dominado 900 formas de más de 100 sistemas de pelea y que su arte marcial tiene un linaje directo de Fukien Temple. Tiene un hermano, Hiang Thé, que también es gran maestro y cuenta una narrativa muy diferente sobre su historia. Algunos dicen que su maestro derritió un bebé durante un entrenamiento con arena caliente en una jugada que resultó muy mal.

Sin Thé tiene defensores incondicionales hasta hoy, pero el caso en su contra es difícil de ignorar. De acuerdo con estas publicaciones en Bullshido, Thé ha mentido sobre su formación, su linaje de artes marciales, y el número de formas que ha dominado. Y esa historia sobre el bebé derretido es un rumor que escuchó y empezó a contarlo a sus estudiantes, porque bueno, ¿por qué no contarías mierda que involucra a un bebé derretido cuando esencialmente inventaste un arte marcial a partir de varias técnicas de otras artes?

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)

Comentar