Charlatanes en las artes marciales: entre estafadores y aceite de serpiente

George Dillman


El maestro estadounidense de karate Ryuku Kempo, George Dillman ha sido una figura exitosa en la escena estadounidense de las artes marciales desde los 60. Enseñó a Muhamad Ali (o al menos compartió una extraña sesión de fotografías con Ali) y se unió al Salón de la Fama de la revista Black Belt como Instructor del Año en 1997.

Sin embargo, sus razones para ser famoso —sus nocauts sin golpe— son esencialmente la homeopatía del mundo de las artes marciales mixtas. Parece no poder proveer ninguna prueba científica de que sus métodos funcionan, pero al menos nos entretiene a todos mientras intenta ofrecer tanto pruebas como excusas.

Su protegido, Harry Thomas Cameron alias «The Human Stun Gun», ha continuado esta orgullosa tradición de avergonzarse a sí mismo y a su arte en televisión. Arriba está un video de él fallando en hacerle algo a Stephan Bonnar.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)

Comentar