Además de en su aspecto competitivo, este deporte tiene mucho éxito en el recreativo, que atrae a muchos mayores en Donostia.

El judo es otro de los deportes que tiene importante aceptación desde edades tempranas y que en Donostia (unos quinientos lo practican) se nota en un deseo de pasar por el recorrido que va desde el cinturón blanco, al amarillo, naranja, verde, azúl, marrón y el negro. Ello, con diferentes Dan del 1 al 10. Los tenemos practicamente en todas las categorías. Además está el grupo, cada vez más numeroso, de personas mayores que realizan el judo recreativo, en el que fortalecen sus aficiones deportivas. Lo hacen sin mayor intención que la de practicar un deporte que les engancha y les hace sentirse mejor. A los chicos y chicas les enseñan desde muy temprana edad -desde los cuatro años- a practicarlo. La normativa establece que primeramente el judo esté inscrito al deportes escolar, hasta pasar a una categoría que les permite optar a mayores competiciones. Por ejemplo, la del grupo de Judo Club San Sebastián o la del Polideportivo Pío Baroja, que la pasada semana compitieron en la Super Copa de España en Tortosa. Fue en una de las tres pruebas de este circuito, al que acudió un nutrido grupo de donostiarras. Volvieron con una medalla de plata y 2 diplomas correspondientes a un quinto y un séptimo puesto, mejorando los resultados de la Supercopa celebrada el pasado mes de octubre en Avilés.

Paula Beorlegui se plantó en semifinales superando con claridad a sus rivales, donde se encontró con la campeona en Avilés y actual campeona de España. Paula le sorprendió con una inmovilización en los primeros compases del combate, de la cual ya no se pudo liberar, metiéndose en la final, y donde tuvo un duro combate con la valenciana, que finalmente se adjudicó el oro. Valiosa plata que permire progresar a Paula en el ranking nacional.

 Loraine Lertxundi obtuvo un meritorio quinto puesto y diploma, ganando dos combates y perdiendo en el que le hubiera dado el bronce. Progresa de manera seria y constante, practicando un judo elegante y contundente. Jorge Diez se trajo un séptimo puesto, ganando en dos combates, algo meritorio por tratarse de un infantil de primer año. También compitieron Asier López, Pedro Tejedor y Unai Bengoetxea.

En estrategia de mejora de futuro, la sala de artes marciales de Anoeta, el Tatami de la calle Mari en la Parte Vieja, el Orixe, la escuela del Pío Baroja y otros centros han formado un grupo de una treintena de infantiles que en los últimos campeonatos de Gipuzkoa del pasado diciembre se adjudicaron el oro y la plata entre las niñas y la plata y el bronce, en categoría de niños.

Históricos de nuestro judo se reparten por los centros escolares para impartir esta disciplina, incluida en el deporte escolar con normas parecidas a las del fútbol. Hay cantera y nivel, por ejemplo el de Dasnel González, cubano que desde los 4 años vive en Donostia y que acumula numerosos títulos estatales absolutos. Hay también muchas esperanzas con Jon López de Zubiría, Nerea Sanz, Erlantz Moreno, el vetarano Iñigo Elorza, los junior Gorka Aduriz, Iker Uranga, Koldo Sagastume, Davide Setti y muchos más.

 

FUENTE: http://www.diariovasco.com/

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)

Comentar