Morihei Ueshiba está considerado el fundador del Aikido. Los aikidōkas también lo llaman Ō-sensei («Gran Maestro») en señal de admiración y respeto. El verdadero nacimiento del Aikido se dio como resultado de tres momentos de despertar espiritual que este legendario artista marcial experimentó en su vida, que estuvo marcada siempre por el Aikido.

El primero ocurrió en 1925, cuando Ueshiba derrotó desarmado a un oficial de la marina que le atacó con una katana de madera, sin dañarle. Su segunda experiencia ocurrió en 1940, cuando le pareció que todos los movimientos que le habían enseñado sus maestros eran completamente nuevos. Ya no eran meras técnicas; eran formas de cultivar la vida, el conocimiento y la virtud. Su tercera experiencia fue en 1942 durante la peor lucha de la Segunda Guerra Mundial. Ueshiba tuvo una visión del «Gran Espíritu de la Paz».

El 14 de junio de 1970, su hijo Kisshomaru Ueshiba fue elegido por decisión unánime del Aikikai para suceder a su padre como Aiki Doshu y tras la muerte de este, el 4 de enero de 1999 fue sucedido por su hijo Moriteru Ueshiba, nieto del fundador.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)

Comentar